domingo, 8 de abril de 2007

Domingo de Resurrección



Domingo de muerte.

Finalmente han sido 103 las personas fallecidas en esta Semana Santa debido a accidentes de tráfico. Los accidentes de tráfico son la mayor sangría que tiene este país y la principal causa de mortalidad de los jóvenes menores de 29 años.


Ni el carnet por puntos, ni el estado de las carreteras, ni los anuncios de la DGT, ni el aumento de controles... Hasta que la sociedad y los conductores se conciencien de los peligros que acechan en la carretera no se conseguirá alcanzar cifras que puedan ser aceptables.


Tenemos una especial tolerancia respecto a saltarnos las normas de tráfico: Vemos una multa de velocidad más como una putada por lo que cuesta que como una sanción, sigue habiendo mucha "comprensión" hacia el que se toma un par de vinos y se pone al volante, la velocidad que puede alcanzar un vehículo se ve como un valor añadido al mismo, se anuncian cada día más avisadores de radares.


Y nos autoengañamos: Puedo conducir perfectamente, no me pongo el cinturón para 10 minutos, si voy bien, me hago Madrid - Zaragoza de un tirón... Son frases bastante habituales de muchos conductores.


Las autoridades deben hacer un mayor esfuerzo en la mejora de las vías y en el control y sanción de los infractores, pero la principal labor consistirá en que se consiga repudiar socialmente a aquel que sistemáticamente se salta las normas de tráfico y que vive con una sensación de impunidad absoluta.

Por favor, criminalicemos a los infractores

3 comentarios:

Carlos Mata dijo...

¿Por qué no se convocan manifestaciones por temas realmente importantes com éste? Contra el terrorismo del automovil, que es con mucho el más trágico en nuestro país.

Anónimo dijo...

Has escrito en al blog de Pepiño que sería una lastima que Batasuna no participase en las municipales porque sus votantes existen.. Sabrías decirme cuántos votos consiguió Adolf Hitler. Ningún partido, aunque comulgue con tus ideas, puede concurrir a unas elecciones si no respeta lo más fundamental: el derecho a la vida por pensar de manera diferente

Guillermo dijo...

Anónimo: Por supuesto, y por eso pongo por delante la aceptación del juego democrático.

Una vez claro esto, me gustaría que un partido que represente a la izquierda independentista vasca pueda presentarse a las elecciones porque no se pueden ilegalizar ideas y porque las instituciones tienen que ser la representación de los ciudadanos, nos gusten o no sus ideas..

Ahora, otra cosa es la actual Ley de Partidos, que lejos de ir contra todos los que atentan contra derechos fundamentales, es una ley creada ad hoc para ilegalizar a Batasuna y por tanto inconstitucional.

Por la regla de tres que dices (y que comparto), hay muchísimos partidos que no condenan ni el terrorismo de estado de EEUU, ni el de la violencia doméstica, ni los ataques a inmigrantes u otros colectivos minoritarios; por no hablar el genocidio que se practicó durante el franquismo; y contra esos no se actúa.